Hogar, ¿dulce hogar?

Uno está encerrado desde hace una semana y ya tiene sobredosis de tv falopa, el otro va a trabajar y al volver nota que si esto sigue sí, tendrá que cortarse el pelo a sí mismo. A veinticinco kilómetros de distancia, Ale y Martín inauguran esta serie con un episodio que es interrumpido por un caceroleo.

Más episodios de Estamos Ganando